Un espacio para compartir Arte, Historia, Viajes, Fotografía y en definitiva Cultura

Memoria de Licenciatura sobre la Iglesia de San Cayetano de Madrid

MEMORIA DE LICENCIATURA SOBRE

LA IGLESIA DE SAN CAYETANO DE MADRID


En 1982 elegí el tema de mi Memoria de Licenciatura. Soy madrileña y quería investigar un edificio de mi ciudad, así que elegí la iglesia de San Cayetano del barrio de Embajadores, en el que nací y pasé mi infancia.

La investigación duró 3 interesantes años en los que consulté en casi todos los archivos de Madrid, desde el Archivo Histórico Nacional al Archivo de la Casa de Alba.

En este tiempo pude manejar documentos eclesiásticos, municipales y de diferentes monarcas. Uno de los detalles que siempre recuerdo es que los reyes de los siglos XVII y XVIII no firmaban con su nombre, sino “yo el Rey”, mientras que nuestros monarcas actuales firman Juan Carlos R y Felipe R.

Durante estos 3 años hubo muchos momentos difíciles, ya que en el archivo Diocesano me prohibieron hacer fotocopias de unos planos, porque uno de los sacerdotes estaba preparando un libro sobre planos inéditos.

La iglesia de San Cayetano desgraciadamente fue quemada durante la Guerra Civil, quedando solo intacta la fachada, por lo que tuve que recurrir a las escasas publicaciones que había sobre ella para describirla. Aquí fui consciente de lo frecuente que es copiar lo que han escrito autores anteriores, en lugar de investigar.

Los historiadores del arte sabemos que el tema de representación más frecuente en las pechinas de las iglesias es el Tetramorfos, los cuatro evangelistas, San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan. El primer autor que escribió sobre la iglesia dijo que en las pechinas de San Cayetano estaba pintado el Tetramorfos y los siguientes autores mantuvieron este error.

En mis investigaciones descubrí que en las pechinas de San Cayetano estaban representados los dos santos y los dos beatos de los Clérigos Regulares (Teatinos) que la Orden tenía en ese momento. Pero cuando defendí mi investigación me aconsejaron que no hiciera alusión al tema, para evitar conflictos con algunos de los investigadores que habían mantenido el error y estaban ocupando puestos de gran prestigio en ese momento.

La Tesina o Memoria de Licenciatura fue presentada a finales de 1984 en el Tribunal de la Universidad Complutense, presidido por el catedrático D. José María Azcárate. La calificación de mi trabajo fue Sobresaliente por unanimidad y poco después me nombraron Premio Extraordinario de Licenciatura.

Este hecho nunca me abrió ninguna puerta, ni siquiera una beca para ayudarme a hacer la Tesis, sino al contrario, mi CV ha sido visto con recelo, porque una persona con vocación y ganas de investigar puede hacer sombra a quienes están asentados y viven de las rentas.

Durante mi investigación me puse en contacto con los Teatinos, actualmente asentados en Diego de León, junto a la Plaza de San Cayetano.

Mi primer encuentro fue con el padre Francisco Gil, quien nada más conocerme me llevó a la biblioteca de la Orden y me ofreció toda la documentación que allí había, mientras él se iba a dar una misa. En ese momento empecé a descubrir que los Teatinos son sacerdotes con gran entrega para ayudar a los demás.

Frente a las trabas y problemas que tuve en el Archivo Diocesano o con el párroco de San Cayetano, los Teatinos siempre me ayudaron y facilitaron todo tipo de documentación.

Después de presentar la Tesina, en el verano de 1985, los Teatinos me invitaron a pasar un mes en San Andrea della Valle, su casa e iglesia de Roma, para ampliar la investigación. Allí consulté los legajos y documentos de la época de construcción de la iglesia, descubriendo que los planos de la misma nunca vinieron de Roma como afirmaban muchos investigadores españoles.

El padre Mas y el anciano padre Andreu me ayudaron en todo momento con la documentación del archivo de la Orden y con todo lo que pude necesitar durante mi estancia en Roma.

Poco después me publicaron en su Revista Regnum Dei un artículo de 130 páginas titulado “La Antigua Casa Teatina de Madrid”. Era la primera vez que publicaban una investigación de una seglar. Mi Tesina hasta ese momento solo estaba publicada en microfichas por el Ministerio de Cultura de España.

Los Teatinos, cuando volví a España, me encomendaron la misión de traer una importante documentación de la que desconocía su contenido e interés: la documentación de Canonización de J. M. Tomassi, uno de los dos beatos de la Orden, que estaba representado en la pechinas de la iglesia de San Cayetano.

Agradecimientos a:

D. Fernando Olaguer-Feliú, Director de mi Tesina.

Padre Francisco Gil y toda la Orden Teatina.

Mis padres, que siempre me apoyaron.

Eduardo, mi marido y pareja desde 1981, que me apoyó y ayudó durante toda la investigación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s